CON K DE CRÍTICA

Nos vemos en otra vida

Buen resultado para una arriesgada apuesta.

Serie de 2024.

Disponible en Disney Plus.

La arriesgada apuesta de Disney plus al producir esta adaptación libre del texto de Manuel Jabois que tras conseguir una entrevista con Gabriel Montoya Vidal, el único menor implicado en los atentados, publicó ‘Nos vemos en esta vida o en la otra’, se ha saldado con un más que razonable acierto. Este proyecto de los hermanos Sánchez Cabezudo marca un listón muy alto en este inicio del 2024 y pone a los competidores en la complicada situación de tener que intentar mejorarla.

El director de esta serie, Jorge Sánchez Cabezudo, ya lleva años mostrando su solvencia a los mandos de La zona (serie tv, 2017), Crematorio (serie tv, 2011) o La noche de los girasoles (largometraje, 2006). En este caso cuenta con un elenco de actores encabezado por Roberto Gutiérrez, Pol López, Tamara Casellas, Quim Ávila, Mourad Ouani…, donde destaca sobre todos la magnífica interpretación de Pol López que se mete en la piel del mayor condenado de la historia en nuestro país, Emilio Suárez Trashorras, como responsable directo de los atentados del 11 de marzo, una vez que los autores materiales murieron inmolados en un piso de Leganés.

Evidentemente nos encontramos en una ficción que interpreta una historia real, basándose en el libro de Jabois y en el propio sumario del macrojucio celebrado en 2007, que tramite lo sucedido desde los ojos de un adolescente marginal que colaboró en los crimenes de los trenes de Madrid. Pero esta visión, parcial e intepretativa, del joven se muestra desde el doble prima del personaje adolescente y luego ya 10 años mayor, evitando victimizar al responsable y situándolo en toda su crueldad e insensibilidad. Sin caer en estereotipos pero tampoco en blanqueos. Dificil alternativa, pero creo que resuelta con una eficacia muy solvente. No estamos ante un producto típico que busca forzar sensaciones sino que cuenta simple y sin matices una historia de personas, malas personas, pero con una historia que contar. 

El 11 M no es una apuesta fácil como base de un guión. Es un tema que dividió –y lo sigue haciendo– a los españoles, marcando directamente los últimos 20 años de nuestra historia, entre quienes tienen una visión alternativa a la «oficial» y quienes creen que no hay más de donde rascar –solo críticas a la gestión de los atentados por el gobierno Aznar-. En la serie no se entra en estas disquisiciones, aunque sin hacer «espoiler» puedo decir que mi opinión es más o menos clara, pero mucho menos interesante que otras. Y ahí me acompaña, creo, el libro de Jabois y su adaptación como serie: la mediocridad y/o convivencia con los bajos fondos de miembros de nuestros servicios policiales, el fanatismo islamista y la falta de escrúpulos de los colaboradores asturianos, fueron los mejores facilitadores de los instintos asesinos de los autores materiales.

Deben ser ustedes los que saquen sus propias conclusiones. Esta es la historia de un niño que ayudó a asesinar a cientos de personas. Sin matices. La teoría de la conspiración -sobre lo sucedido antes y después de los atentados, desde los errores policiales al uso político de los atentados- no se toca aquí y seguramente nunca se mostrará en un producto de masas. Pero Nos vemos en otra vida si cuenta y enseña las caras de algunos de sus protagonistas.

Se la recomiendo. Aunque duela a veces.

Óscar C.