CON K DE CRÍTICA

La fractura

Cine social francés de plena actualidad.

Película de 2021.

Disponible en Movistar +
(y en You Tube)

Esta película de 2021, en plena efervescencia de la revuelta de los «chalecos amarillos» que pusieron en jaque los gobiernos de la élite de Macrón, con miles de franceses colapsando el país exigiendo una enmienda a la totalidad de las políticas liberales y dando una respuesta popular al empobrecimiento de la clase obrera francesa, aborda en este contexto una comedia trágica donde las relaciones humanas se entrelazan en una sala de espera de las urgencias de un hospital, en el que manifestantes, policías, trabajadores de la sanidad precarizados y parejas burguesas comparten espacio durante unas horas.

Con dirección y guión de Catherine Corsini y un reparto de lujo encabezado por una siempre excesiva Valeria Bruni Tedeschi, la talentonsa de las hermanas Bruni que ha desarrollado una larga carrera como actriz y directora tanto en Francia como en Italia, con películas como Seconda Volta junto a Nanni Moretti, La Comunidad de los corazones rotos o Capital humano; una maravillosa Marina Foïs cuya prolífica carrera nos ha dejado títulos brillantes como Cena de amigos, El taller de escrítura, Una intima convición o la exitosa y reciente película española As Bestas; junto a un Pio Marmaï al que yo descubrí en Nuestra vida en la Borgoña y luego he podido ver en otra decena de películas, entre las que destaco Un escandalo de estado o Medico de noche.

La trama, que parece inicialmente una comedia costumbrista a las que el cine francés nos tiene acostumbrado, añade elementos de denuncia de las inconsistencias del hipócrita sistema francés donde los bobos burgueses tratan con condescendencia y superioridad a los desfavorecidos a los que dicen defender desde sus barrios acomodados. La inter-relación de esos dos mundos hace la delicias con diálogos inteligentes y sin perder una chispa excéntrica de comedia excesiva junto al drama de la realidad, que le hizo ganar varios Cesar del cine francés.

Si les apetece pasar un buen rato delante de la pantalla, con algunos momentos de incomodidad, les recomiendo que le dediquen un rato de su tiempo.

Óscar C.