CON K DE CRÍTICA

Condena

Decir BBC es sinónimo de buen hacer y grandes historias.

Serie 2022/ 2023

Se puede ver en MovistarTV

Que las series de la BBC se han convertido en un género por mi mismas, es algo de lo que se habla hace mucho tiempo. Pero si además son series policiacas o de intriga, pues es muy dificil encontrar un producto defectuoso. Todas enganchan.

En este caso hablo de una miniserie, Condena (Time en su título original), en dos temporadas totalmente independientes, que tiene como argumento la vida en torno a una prisión de personas insignificantes que sufren los avatares que la vida les ha llevado allí. No se trata de historias espectaculares, con fugas de misión imposible… sino de la vida cotidiana y de las razones que le han derivado a esa penosa situación. Las series de la BBC tienen como virtud su buena realización, interpretaciones sencillas (aunque muchas como es el caso con actores de primerísimo nivel) y mostrar con toda crudeza la injusticia e inflexibilidad del sistema británico, sin por ello quitar a los «malos» su condición de culpables, con todas sus complicaciones y/o justificaciones.

En la primera temporada, de tres capítulos, protagonizada por un colosal Sean Bean (Juego de tronos, El Señor de los anillos o juego de patriotas), acompañado entre otros de Stephen Graham (Snatch, Line of Duty o Herve) y de Siobham Finneran (Happy Valley) nos abren las puertas, o mejor dicho las cierran tras nosotros, de una historia de errores e imposibilidad de redención a través de un profesor atormentado y condenado por matar a un hombre conduciendo borracho. De su dolor y de sus relaciones con sus compañeros y carceleros.

En la segunda temporada, también de tres capítulos, con un reparto encabezado por Bella Ramsey (Resistencia) y Jodie Whittaker (Doctor Who o Broadchurch) con Siobham Finneran como único nexo de unión con la historia anterior, vuelve a los parámetros del inflexible y cruel sistema judicial y como tritura oportunidades de vida sin distinguir la categoría del delito.

Pese al tema que trata, esta serie de tonos grises, no es un planfleto buenista ni tan siquiera un retrato cruel sino simplemente un retrato humano allí donde esta condición parece haberse perdido muchas veces.

Si les gustan las buenas historias, sin fanfarrias ni necesidad de 3D… no dejen de verla.

Óscar C.